De belleza incomparable

esos únicos ojos azules,

con la sencillez de un desliz

sabes que logran enamorar.

Respóndeme Dios,

¿con que razón existo?

¿solo mirarla?

¿no poder conocerla?

Sé, que te encontró primero,

me presumes con paz

tu creación

de belleza incomparable.

 

*Imagen: La bella Betty de Albert Kynch

Anuncios