¿Que sería de las sagas épicas sin Tolkien? ¿Qué seria de varias historias taquilleras sin su inspiración?

Me gustaría incluso permitirle la respuesta a esta pregunta simplemente a aquellos que han leído alguno de sus libros. Aquel que aún no encuentra reconocimiento que le favorezca. Un grande de la literatura.

Es fascinante dejarse atrapar por sus escenarios descritos con una delicadeza de formas y fondos, que estimulan la imaginación a tal grado que uno se siente recién salido de una batalla, espectador de un desfile de orcos o en presencia de un gran dragón. Me preguntaba la semana pasada mientras observaba la película del “El retorno del rey” (que muchos fans sabrán que el titulo original del tercer libro seria “La guerra del anillo) si Tolkien estaría satisfecho con ella o habría sentido limitado su gran diseño. Inclusive aun tengo mis dudas sobre la inspiración de Rowling para el horocrux escondido en el guardapelo, el cual altera la personalidad de su portador, muy similar al anillo llevado por Frodo.

Tolkien nos deja su imagen profética de su obra en palabras de Sam: “Y de haber sabido más antes de partir, no estaríamos ahora aquí seguramente. Aunque me imagino que así ocurre a menudo, Las hazañas de que hablan las antiguas leyendas y canciones, señor Frodo: las aventuras como yo las llamaba. Yo pensaba que los personajes maravillosos de las leyendas salían en busca de aventuras porque querían tenerlas, y les parecían excitantes, y en cambio la vida era un tanto aburrida: una especie de juego, por así decir. Pero con las historias que importaban de veras, o con esas que uno guarda en a memoria, no ocurría lo mismo. Se diría que los protagonistas se encontraban de pronto en en medio de una aventura, y que casi siempre ya tenían caminos trazados, como dice usted. Supongo que también ellos, como nosotros, tuvieron muchas veces la posibilidad de volverse atrás, solo que no la aprovecharon. Quizá, pues si la aprovecharan tampoco lo sabríamos, porque nadie se acordaría de ellos. Porque solo se habla de los que continuaron hasta el fin… y no siempre terminan bien. Usted sabe qué quiero decir, volver a casa, y encontrar todo en orden, aunque no exactamente igual que antes…como el viejo señor Bilbo. Pero no son ésas las historias que uno prefiere escuchar, ¡aunque sean las que uno prefiere vivir! Me gustaría saber en qué clase de historia habremos caído”.

Pero bueno, llegue a esta pequeña reflexión debido a mi distracción durante una clase de la universidad. Que no fue perdida, porque se recordó a un grande y logré hacer un intento de dibujo de Sauron en acción.

 

Anuncios